Categorías
Blog

Cuatro razones para caminar

Uno de los mejores no sólo por la gran cantidad de beneficios, caminar también es gratis, divertido y cualquiera puede hacerlo. Trata de incorporar caminar en tu rutina diaria y conviértelo en un hábito.

Si la actividad física no es parte de tu régimen actual, comienza poco a poco.  Por ejemplo, puedes comenzar con caminatas de 5-10 minutos cada dos días. La próxima semana, intentas aumentar tu tiempo a 15-20 minutos. A medida que te sientas más cómodo, vas agregando más días hasta que puedas caminar al menos cinco días a la semana. El podómetro establece metas en función de lo que has logrado caminar en el pasado, lo que le permite desafiarte a ti mismo a medida que avanzas.

Lee a continuación los beneficios de caminar y cómo comenzar.

Salud

Caminar regularmente puede fortalecer tu corazón y reducir el riesgo de enfermedad. Disminuye el LDL (colesterol malo) y mantiene la presión arterial bajo control. Controlar la presión arterial disminuye el riesgo de tener un accidente cerebrovascular y puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, asma y algunos cánceres.

Psicológico

El ejercicio libera endorfinas en el torrente sanguíneo que te hacen sentirte bien y mejora tu estado de ánimo. ¿Quieres aún más buenas vibras? Haz que un amigo se una a ti. La actividad social nos hace sentir conectados con los demás.

Físico

Es una excelente forma de tonificar todo tu cuerpo. Una caminata rápida (especialmente si incluye algunas inclinaciones o subidas) puede fortalecer las piernas, levantar los glúteos y tonificar las pantorrillas y los cuádriceps. Presta atención a tu postura mientras caminas y también podrías tonificar tus abdominales y adelgazar tu cintura. Genial, ¿verdad?

Energía

Si el café no está dándote la energía que necesitas por la tarde, intenta dar un paseo rápido. Caminar es la cafeína de la madre naturaleza, un gran estimulante natural sin ningún tipo de adicción posterior a la cafeína. El caminar aumenta la circulación y aumenta el suministro de oxígeno a las células de tu cuerpo haciéndolo sentir más alerta y fortalecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *